Quimioterapia Intraoperatoria Hipertérmica (HIPEC) para la Carcinomatosis Peritoneal

¿Qué es la Carcinomatosis Peritoneal y Cómo puede la HIPEC ayudar en su tratamiento?

La carcinomatosis peritoneal consiste en la diseminación de células tumorales a la cavidad abdominal, que está envuelta por la membrana peritoneal o peritoneo. Esta situación clínica se manifiesta en caso de fracaso terapéutico en tumores del tubo digestivo y ginecológicos, y es un signo de enfermedad generalizada que aporta un pronóstico nefasto: esperanza de vida menor a 6 meses.

La HIPEC es un procedimiento desarrollado para el tratamiento de la carcinomatosis peritoneal que se ha extendido y protocolizado a los centros de más alta especialización en Oncología de EE.UU. y Europa. Está técnica fue descrita por el Dr. Sugarbaker, y en los últimos años ha demostrado su eficacia con unas tasas de supervivencia de los pacientes del 70% a los 5 años.

Consiste en realizar una cirugía radical que elimina todas las masas tumorales visibles, completada con la perfusión de quimioterapia a alta temperatura directamente dentro de la cavidad abdominal durante la misma operación quirúrgica. La infusión de quimioterapia in situ permite eliminar células y restos microscópicos de origen tumoral. Esto permite dejar completamente “limpia” de tumor la cavidad abdominal, frenando el desarrollo de la enfermedad.

¿Para qué pacientes está indicada?

Esta técnica comenzó a utilizarse para tumores primarios del peritoneo -poco frecuentes- y actualmente se ha extendido al tratamiento de la carcinomatosis peritoneal secundaria a la extensión tumoral de cánceres digestivos y ginecológicos.

Está indicada en pacientes con carcinomatosis peritoneal que no han respondido a terapias convencionales, como la quimioterapia intravenosa u oral, cuando sea posible extirpar toda masa tumoral presente en la cavidad abdominal.

  • Tumores peritoneales: Pseudomixoma y mesotelioma.
  • Tumores digestivos: Cáncer colorrectal y de estómago.
  • Tumores ginecológicos: Cáncer de ovario y de endometrio.

Doble procedimiento en una sola operación, para obtener los mejores resultados.

El tratamiento consiste en un conjunto de procedimientos: por un lado, la parte quirúrgica extirpa el tumor localizado en el peritoneo, y por otro lado, la infusión de quimioterapia a alta temperatura durante la misma operación.

- Procedimiento quirúrgico

Se realiza bajo anestesia general balanceada y monitorización estricta de las contantes vitales. El cirujano accede a la cavidad abdominal a través de una larga incisión en la línea media (laparotomía xifopubiana) y explora toda la cavidad abdominal para evaluar la carga tumoral del paciente utilizando el índice de carcinomatosis PCI, tomando muestras celulares y biopsias. Se extirpa el tumor primario -cuando este está presente- con márgenes amplios y resecando los ganglios de drenaje . Finalmente, se extirpa la membrana peritoneal (peritonectomía) y las masas tumorales con el objetivo de no dejar tumor macroscópico –visible al ojo humano-.

- Perfusión peritoneal e hipertermia

La perfusión de quimioterapia se administra en forma de baño de la cavidad abdominal de hasta 2 litros por minuto con una duración de 30 a 90 minutos. Esta perfusión se realiza mediante una bomba de perfusión hipertérmica que introduce y extrae el medicamento elegido –según el tipo de tumor- que está diluido en líquido de diálisis peritoneal. La bomba de perfusión permite calentar el fármaco hasta los 40-42º, que es a la temperatura a la que entra en la cavidad abdominal del paciente, regulada a través de sondas que salen de la bomba y se introducen el la cavidad abdominal.

La quimioterapia intraoperatoria complementa a la cirugía eliminando restos microscópicos del tumor y consiguiendo altas tasas de curación, ya que permite utilizar dosis altísimas de fármaco que resultarían tóxicas mediante vías de administración sistémicas, y la hipertermia a 42º potencia el efecto citotóxico del fármaco, facilitando su penetración en las células tumorales.

HIPEC

Técnica multidisciplinar

La HIPEC es un procedimiento complejo que requiere para su realización centros de alta especialización que cuenten con equipos médicos multidisciplinares en estrecha coordinación y especialistas con formación específica en este tipo de tratamientos quirúrgicos y oncológicos.

Dr. Pedro Bretcha Boix.
Cirugía Oncológica, Mínimamente Invasiva y Perfusión del miembro aislado.

Asesoramiento gratuito

Si tiene dudas o simplemente quiere saber cómo podría beneficiarse de esta terapia, pregúntenos sin compromiso >